VOLUNTARIADO CORPORATIVO Y OTRAS PALANCAS DE ENGAGEMENT 360º

ENCUENTRO VIII SAGE

Arrancamos el día con una potente reflexión de Luis Pardo, Ceo de Sage, anfitriones del 8º encuentro de Comunidad F: Los balances de las empresas no están completos pues falta el Capital Humano.

Nos van a explicar su modelo de Engagement 360º y para ello Belén Pérez, la responsable del proyecto en Sage, se presenta con un didáctico “Yo me dedico a hacer feliz a la gente”, dando paso a contarnos una catarata de acciones todas ellas “encajadas” dentro de su modelo:

Por ejemplo los embajadores voluntarios que “fichan” para los eventos que organizan (con clientes, con proveedores, con compañeros de trabajo, …), consiguiendo transmitir mucho más y mejor el valor de Sage, de lo que podría hacerlo contratando a profesionales.

Por ejemplo trabajando con los managers, para que sean un “modelo” de la parcela que gestionan (si vendes orden se ordenado, si vendes control, transmítelo) o para recordarles de la importancia de aplicar los “básicos”, así llaman a hábitos tan simples como dar los buenos días, llamar a la gente por su nombre, felicitar el trabajo bien hecho, … Ante la pregunta de cómo aceptan los managers estas orientaciones, la respuesta es contundente, planteándolo de forma constructiva se asumen perfectamente, y presumen de que los managers españoles lideran el ranking de engagement del grupo multinacional.

Algunas de sus iniciativas suenan innovadoras, como celebrar la nochevieja el 31 de Septiembre (coincide con su cierre fiscal); celebrar en una quincena de Junio el Youth Summer Trainig para que los adolescentes de las familias de empleados dispongan de 2 semanas donde conocer y experimentar la realidad de los diferentes puestos de trabajo y así enfocar su orientación laboral con mayor conocimiento (nos indican que les ayuda sobre todo a desechar opciones al darse cuenta que no es como se lo imaginaban); También es innovador el premiar a proyectos creativos que no han tenido la fortuna de triunfar, reconociendo el valor que aporta el fracaso; y no podía faltar el empoderamiento de la mujer con su Women in Tech, donde actúan para que no haya barreras a la incorporación de la mujer en un sector muy masculino como es la tecnología.

Bien cargados de ideas, y con la ilusión del prometedor programa anunciado por Comunidad F para celebrar en Marzo el día internacional de la felicidad, llegamos al momento de la herramienta replicable (un documento que se prepara en cada encuentro y que sirve de “paso a paso” para que las organizaciones afiliadas puedan replicar buenas prácticas). En esta ocasión se trabajó el Voluntariado corporativo vía el caso de Sage Foundation, y vaya, no queda más que quitarse el sombrero al ver como Isabel Hernández, coordinadora de la fundación para el sur de Europa, es capaz de transmitir y convencernos de que el voluntariado hace feliz a las personas, y que si las organizaciones lo aprovechan, se consigue un antes y un después en el engagement del equipo.

Pero para ello hay que trabajarlo bien, poner cariño en todo lo que se hace y tener muy claro el impacto que se quiere conseguir (cualquier tribuna es buena para inculcar la importancia del impacto en el mundo social, entendiendo este como la capacidad de transformar realidades y reescribir historias). Sage lo gestiona con un modelo de 2+2+2, en el que destacar los 5 días laborables a los que tiene derecho cualquier trabajador para dedicarlos a voluntariado.

Nos indica Isabel que estos 5 días es un derecho (nunca una obligación), pero también una gran responsabilidad para la entidad, sobre todo en sus inicios, pues la mayoría de las personas no tienen muy claro que hacer y es fundamental organizar una extensa agenda de actividades para ofrecer oportunidades a los voluntarios. Luego, a medida que la gente comprueba lo bonito que es ayudar y lo mucho que “engancha” todo resulta más sencillo (aquí aparece un primer indicador de impacto del voluntariado corporativo, el número de personas que incorporan como hábito el ayudar a los demás y se comprometen a colaborar de forma continuada con alguna ong).

Impactos los hay internos, como es la mejora del engagement a partir de hacer voluntariado en equipo en horario laboral mejorando las relaciones entre las personas de una forma increíble, y lógicamente externos, como puede ser el empoderamiento que han logrado de personas con disfunción intelectual de la Fundación Aldaba, al hacerles protagonistas y pasarles de beneficiarios (papel al que la sociedad les ha acostumbrado) a voluntarios de un proyecto para otra ong (en este caso Geican, dedicada a la investigación del cáncer de mama).

Un último consejo innovador antes de terminar: Hay que conseguir que las Ongs acudan a las instalaciones de la empresa, para emocionar y sensibilizar, pero también para transformar equipos (actividades de Teambuilding)

Vaya que fueron poco más de dos horas pero rindieron por varias jornadas. Gracias a Sage y su fenomenal equipo.

NOTA: El “Voluntario corporativo que aporta esfuerzo y felicidad” fue en esta ocasión la herramienta replicable de felicidad laboral que se trabajó durante el encuentro. Si tienes interés en conocer cómo podrías aplicarlo en tu empresa descárgate en este enlace el documento que hemos preparado << DESCARGA HERRAMIENTA REPLICABLE DE SAGE >>

Y si quieres asistir al próximo Encuentro de Comunidad F España, apúntate >>AQUÍ<<

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El feliz reportero

Dejar una opinión