“La felicidad es gestionable” Enrique Rojas y Marian Rojas

publicado en: Encuentro Comunidad F | 0

Entornos laborales felices logo

“La felicidad es gestionable” Enrique Rojas y Marian Rojas

El aula magna del IE Business School se llenó el pasado 28 de Marzo con más de 150 asistentes en el 9º encuentro de Comunidad F España, que organizaba en esta ocasión junto al Observatorio de Comunicación Interna con el título “Construyendo entornos laborales felices”.

Aula Magna en IE Business School

Pablo Claver, gerente de sueños de aeía, puso mucho énfasis en transmitir el buen negocio que resulta ser el tener equipos felices, y que para ello, los empresarios (él lo es desde los 9 años) deben quitarse la venda que parecen llevar en los ojos y apostar por poner el foco en lo intrínseco (el secreto está en lo humano reza el título de su último libro). Para dejar huella, nos impactó con el video de “Nico, gerente de abrazos” y acabó consiguiendo que todos nos diéramos un abrazo colectivo con el que cargarnos de energía.

El Dr. Enrique Rojas transmite sabiduría, yo diría que especialmente por su cadencia al hablar, con la velocidad precisa para entenderle y asimilar toda la carga de sus mensajes. De entre las diferentes definiciones de felicidad me quedo con “La felicidad es estar contento con uno mismo al comprobar que nuestro proyecto de vida va razonablemente bien”.

Como de un buen doctor se esperan buenos consejos, él desmenuza poco a poco sus claves para ser feliz:

Lo primero de todo es tener un proyecto de vida en el que debe caber el amor, el trabajo, la cultura y la amistad.

Su segundo consejo pasa por: No rendirse ante las adversidades, y para ello nos recomienda hacer uso de la inteligencia auxiliar de la que disponemos las personas, que entre otras herramientas consta de: Orden – Constancia – Voluntad – Motivación – Observación. Todas ellas muy poderosas si nos decidimos a ponerlas en funcionamiento, y a las que podemos añadir el beneficio de la espiritualidad, entendiendo esta como el sentido profundo de la vida.

El tercer consejo pasa por: Tener una visión larga para relativizar bastante muchas de las cosas que nos suceden (él lo resume en que la felicidad es un vector y lo importante es la dirección que toma).

Para rematarlo dos buenas frases llenas de contenido: “El fracaso te enseña lo que el éxito oculta” y, dirigida a todos los que gastamos un montón de energía en planear respuestas ante supuestos agravios sufridos, “la capacidad para olvidar es Salud Mental”.

El padre cedió el testigo a la hija, la Dra. Marian Rojas, de la que pienso que todo lo bueno que le pasa es por méritos propios. Con pasión y sencillez nos va alertando de los peligros del siglo XXI, en especial del “fracaso de la abundancia” y del “riesgo a la Demencia Digital”. La suerte es que la clave del triunfo está en nuestras manos (mejor dicho, en nuestro cerebro) y pasa sobre todo por “saber quedarnos con lo importante”.

Prosiguió afirmando que cada vez se conoce más y más sobre el funcionamiento del cerebro, lo cual es estupendo pero también nos hace más vulnerables, pues se están creando dependencias y adicciones (todas muy vinculadas a las nuevas tecnologías) de forma totalmente consciente que nada nos aportan a la felicidad como proyecto de vida.

Pero como Marian es ante todo luchadora, su mensaje va trufado de historias reales, crudas en algunas ocasiones, pero que transmiten esperanza de que si nos lo proponemos y trabajamos para entrenar a nuestro cerebro, este puede superar grandes adversidades. Curiosamente acaba con un consejo también centrado en evitar el malgastar energías negativas: El mejor bálsamo del hombre es el perdón.

Basta decir que el encuentro acabó a las 12,00 tal y como estaba previsto, pero que el aula siguió en estado flow, con los ponentes firmando libros, los asistentes endorfinados, y las señoras de la limpieza pacientemente esperando, hasta más de una hora después.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Dejar una opinión