Profesionales del siglo XXI

publicado en: Sin categoría | 0

Entornos laborales felices logo

Profesionales del siglo XXI

Siempre es interesante escuchar las reflexiones de aquellos y aquellas que están pilotando organizaciones empresariales ante un futuro, cuando menos, de incertidumbre…

Por ello, y con ánimo de presentar públicamente la alianza de Atrevia y Aeía para el desarrollo de proyectos conjuntos en el ámbito de la experiencia de empleado y la felicidad en entornos laborales, se organizó un evento que tuvo una gran acogida de asistentes (pese a las fechas veraniegas), y en el que Lola Barceló (Dtora. De personas de Kiwoko), Mario Medina (Ceo de Ilunion IT), Mario Cameo (Socio de Aeía) y la anfitriona María del barco (Dtora. de Cultura y Transformación de Atrevia) nos dejaron ideas y mensajes que no debieran caer en saco roto.

Siempre se ha dicho que es mejor cambiar y transformarse cuando las cosas van bien que cuando el mercado te obliga a ello. Pues bien, una de las claves que fluía en el conversatorio es que muchas de las organizaciones que le están apostando a poner el foco en las personas lo están haciendo desde el planteamiento de “hacer de la necesidad virtud”. Los sectores que crecen y necesitan talento se dan cuenta que les demandan un entorno laboral más humano y que el mismo es perfectamente compatible con alcanzar objetivos y obtener resultados.

Hubo coincidencia en resaltar la importancia de que las empresas “escuchen” mucho a sus equipos, pues es vital conseguir que los empleados se sientan partícipes de los procesos en los que intervienen.

Se apuntó la importancia que están adquiriendo los profesionales libres como una realidad del siglo XXI, y la necesidad de enseñar a estos a vivir “cómodos” dentro de la incertidumbre que conlleva. En esta transición la empresa no puede ser mera espectadora y tiene que ofrecer soluciones (como puede ser el mentoring inverso) y generar confianza.

Pero seguramente el mensaje más convincente es el de que hay que ACTUAR. Estamos pidiendo a las personas que sean del siglo XXI, pero ¿son las empresas del siglo XXI?. Los directivos que aún tienen la venda en los ojos y no lo ven claro, seguramente tengan una forma sencilla de convencerse, que no es otra que por la vía de los resultados: la gente comprometida es mucho más productiva.

El reportero ELF

Dejar una opinión